La danza de Pobladura de Pelayo García, igual que otras existentes en el sur de la provincia de León, es una importante muestra de las tradiciones y la cultura de esta comarca leonesa y tiene una gran relevancia etnográfica. Los bailes o «bailas» de paloteo son una de sus señas de identidad perfectamente reconocibles. Además de los danzantes, destaca la figura de los «birrias» que representan a los demonios y personajes malignos del inframundo. Con la cara tapada con caretas intentan confundir a los bailarines.